¿Qué son los paraísos fiscales?

Un paraíso fiscal es un territorio o Estado que se caracteriza por aplicar un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes, que se domicilien a efectos legales en el mismo. Típicamente estas ventajas consisten en una exención total o una reducción muy significativa en el pago de los principales impuestos. Los organismos  internacionales tanto de carácter político como policial, tienen formulados códigos de conducta y unas recomendaciones que unos cumplen a rajatabla y otros ni siquiera han aceptado. De ahí la bondad o maldad del paraíso.

El paraíso fiscal suele atraer por parte de los gobiernos de las grandes naciones del mundo una desconfianza bastante grande y los movimientos de dinero (bancario) hacia y desde ellos son minuciosamente controlados y revisados. En el mismo suelen convivir dos regímenes fiscales diferenciados y legalmente separados. Por un lado, el que afecta a los residentes y empresas locales, los cuales están sujetos al pago de impuestos como en cualquier otro país y, por el otro, el de los no residentes, que gozan de ventajas fiscales y suelen tener prohibida cualquier actividad económica o de inversión dentro de su territorio. Para facilitar la separación de estas dos economías paralelas, usualmente se cuenta con legislación e instituciones especialmente reservadas a los no residentes, como los bancos offshore o las sociedades IBC (International Business Companies).

Los Centros Offshore son pequeños estados y territorios dependientes del Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Holanda. Los llamados “mercados offshore” o “paraísos fiscales” han empeorado la crisis mundial porque promueven “prácticas insensatas” como la fuga de capitales y el lavado de dinero. Con la intermediación de los paraísos fiscales, el dinero que sale de los países en desarrollo corresponde aproximadamente a diez veces la ayuda al desarrollo que se les concede.

Se reconoce que paraíso fiscal es una expresión muy conocida y usada frecuentemente en los medios de comunicación y en las conversaciones diarias, aplicándose con imprecisión a Estados caracterizados por la adopción de tipos impositivos inusualmente bajos, tanto para toda la economía como para las sociedades fantasma de propietarios extranjeros. A menudo paraíso fiscal tiene como sinónimo centro financiero extraterritorial u offshore y jurisdicción con secretismo (secrecy jurisdiction), pero no existe consenso sobre qué define esa condición.

Los paraísos fiscales han crecido enormemente desde que el mundo occidental aceptó la doctrina neoliberal de la desregulación que hoy sabemos está en el epicentro de la crisis económica, primero financiera, que sufrimos. Los paraísos fiscales tuvieron como modelo a la Banca suiza. Otros lugares para ocultar fondos incluyen a Lichenstein, Austria, Luxemburgo, Channel Islands, Singapur, Hong Kong, Andorra, Mónaco y Gibraltar. En el Caribe, los asilos tributarios son Bahamas, Bermudas, e Islas Caimán. Algunos países nuevos con secreto bancario son Cook Islands – Turks – Calicos. En la actualidad existen 48 paraísos fiscales enumerados según una lista recientemente publicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), algunos de los cuales responden a la imagen que describíamos al comienzo del artículo, tales como Las Bahamas, Barbados, Bermudas, Islas Caimanes, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s